La Florencia del Divino Miguel Ángel

La Florencia de Miguel Ángel

En este paseo descubriremos que Miguel Ángel en Florencia no es solo el David, sino mucho más, y que Miguel Angel en Florencia no fue solo escultor o pintor, sino también un gran arquitecto y nos moveremos en torno a los sitios que marcaron su vida, desde su infancia a su madurez, en un recorrido hecho para descubrir uno de los grandes nombres de la historia del  Arte

Uno de los lugares que más impactan al visitante que viene a Florencia es la Galería de la Academia, además de ser, por supuesto, uno de los más buscados. Por suerte, muchos descubren a Miguel Ángel a través del famosísimo David y los Esclavos, que lo acompañan en este museo cual digno séquito. Pero Miguel Ángel en Florencia es muchísimo más.

¿Qué se puede decir de Miguel Ángel que no se haya dicho ya o que no se haya escrito en algún manual de arte? El divino, el áspero y hosco, visionario,  autor de algunas de las mas grandes obras de la historia del arte. Miguel Ángel, precursor de tantas cosas, escultor, pintor, arquitecto, poeta, trabajador incansable y de talento inagotable, que cambiará el rumbo de la historia del arte, referente de generaciones venideras, admirado ya en vida e idolatrado a su muerte.

Su vida esta indisolublemente ligada principalmente a dos ciudades: una es Roma, y la otra, como no, Florencia. Aquí reposan sus restos, en la iglesia de la Santa Cruz y aquí transcurrió su infancia y su juventud, donde no solamente empieza a formarse la persona, sino que comienza a aflorar ese talento que haría de su nombre todo un símbolo del Renacimiento italiano. de

Por eso… ¿Que sería de Florencia sin Miguel Ángel ¿Y qué sería de Miguel Ángel sin Florencia? Paseemos por la ciudad que vio despuntar a un genio.

Son muchas las obras que llenan los museos de Florencia y muchos los lugares ligados a la vida de este genio. De Palacio Medici-Riccardi a San Lorenzo, a las famosas Capillas Medici, en cuya Sacristia Nueva dejo una de sus obras más maduras y personales, sin olvidar tantos otros lugares que descubriremos juntos y que nos permitirán conocer algo más de su intensa vida y su inigualable obra.

Descubramos juntos que Miguel Ángel en Florencia no es solo el David, sino que su huella, por suerte, es mucho más amplia y rica.

Y claro, hagámoslo juntos.

Usted ve un bloque,
piensa en una imagen:
la imagen está en el interior
Sólo tenemos que desnudarla de la piedra.
          (Michelangelo Buonarroti)

 

¿Te gustaría visitar Florencia de la mano de un guía autorizado?

Los políticos nos obligan a molestarte con la obviedad de que esta web usa cookies. Si continuas navegando, aceptas dicho uso. Más información | Cerrar